Hoy en día existen muchas especies sobreexplotadas al borde de la extinción por culpa de nuestra ignorancia a la hora de elegir el pescado de temporada. Comprar pescado sostenible se basa en dos criterios, elegir la especie más adecuada en cada mes y como consecuencia elegir más variedad de especies. Hay comida más allá del atún, el bacalao o la merluza.